lunes, diciembre 27, 2010

Las cosas que no se dicen suelen ser las más importantes.

2 comentarios:

r a g _ f i s h dijo...

qué absurdo y qué cierto

min dijo...

Porque las cosas que decimos dejan de tener importancia una vez dichas. Y las que no decimos, son especiales o importantes casi por el hecho de que creemos que esperan su momento especial para ser dichas. O a veces, incluso ese momento no llega.
Buenas noches.